miércoles, 29 de agosto de 2012

The Suffering Grasses


El conflicto que tiene lugar actualmente en Siria es una mutación bastante horrenda de las sublevaciones árabes que surgieron en Oriente Medio y en el norte de África hace alrededor de un año. Como en otros países, la sublevación de Siria comenzó con manifestaciones pacíficas por una reforma democrática, para recaer al final en una violencia que ha hecho que el país esté al borde de una guerra civil a gran escala.

video


Un año diespués, con miles de muertes y sumando, el actual conflicto de Siria se ha convertido en un microcosmos para el complicado mapa político de la región y una desagradable reflexión del mundo en general. En medio del ambiente de la Primavera Árabe, la caida de Muammar Gaddafi por parte de la OTAN y la complicada política de la región, esta película intenta profundizar en el conflicto de Siria mediante la humanidad de la población civil que han sido asesinados, de los que han abusado y desplazado a los miserables campos de refugiados. En cada conflicto, grande o pequeño, son los civiles - mujeres y niños, familias y toda la comunidad- los que padecen las conveniencias de aquellos que están en el poder. Aunque centrándose en las dificultades de los que son cogidos en la línea de fuego de las hegemonías, queremos aclarar el conflicto explorando las motivaciones de sus protagonistas - el régimen Batista de Bashar al Assad, el ejército libre de Siria y otros actores geopolíticos como las Naciones Unidas, Israel, Rusia, China, Iran, Líbano, Turkia, los paises del Golfo.. Cuando los elefantes van a la guerra la que sufre es la hierba. Este es un documental sobre los elefantes pero hecho por la hierba.

Ver el trailer en youtube

viernes, 24 de agosto de 2012

Argelia, primer país árabe con un 30% de mujeres parlamentarias



Argelia se ha convertido en el primer y único país en el mundo árabe en tener más del 30 por ciento de sus escaños parlamentarios ocupados por mujeres. 145 mujeres fueron elegidas diputadas en las elecciones parlamentarias del pasado jueves.

Según informó hoy la Unión Interparlamentaria (UIP), unas 145 mujeres fueron electas diputadas en las elecciones parlamentarias realizadas en ese país norafricano el jueves pasado.

En el parlamento saliente, las diputadas ocupan menos del ocho por ciento de los legisladores electos.

Jemini Pandya, portavoz de la Unión Interparlamentaria, dijo que Argelia ahora se ubica entre los primeros países del mundo con mayor proporción de legisladoras.

“Con estos resultados, Argelia se encuentra entre los 25 países con mejor representatividad de mujeres en sus parlamentos. El aumento responde a una nueva ley sobre la participación política de las mujeres", dijo la portavoz.

La nueva legislación establece un sistema de representación proporcional que asigna cuotas para mujeres candidatas en la lista de los partidos políticos, en función del tamaño de un distrito electoral.

Afrol News



jueves, 16 de agosto de 2012

Mi Makhzen y yo


 
El verano pasado, Nadir Bouhmouch, estudiante de cine marroquí, regresó a su país de su estancia en la State Universit de San Diego para documentar las revueltas que se habían extendido a su país desde Túnez y Egipto. El resultado de su trabajo audiovisual es el documental "Mi Makhzen y yo", una película que investiga el origen de las revueltas y los obstáculos que encuentra la población marroquí en su lucha por la libertad, la democracia, los derechos humanos y para poner fin a la corrupción y la pobreza.

La película recoge los testimonios de varias personas participantes en el movimiento 20 de febrero: Montasser y Younnees, estudiantes en Rabat, muy activos en las movilizaciones del 20F, además, Montasser también es activista de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos; Salma, también estudiante y un rostro emblemático del movimiento como representante de la lucha de las mujeres y su presencia en el 20F; Abdelfatah, vendedor ambulante de verduras en Rabat y activista en el movimiento 20F. También se recoge el uso que hizo el movimiento 20F de las redes sociales para promover las movilizaciones y documentarlas.
• web del documental: www.mymakhzenandme.com
• Más información sobre las proyecciones a nivel mundial: http://www.mymakhzenandme.com/screenings-locations.html


Asociación Majabuka

sábado, 11 de agosto de 2012

Lakhdar Brahimi será el nuevo enviado especial de la ONU y la Liga Árabe a Siria

Al parecer, la designación oficial tendrá lugar la próxima semana, aunque las fuentes han advertido de que siempre puede producirse un cambio de última hora por las reticencias de algún país o por las del propio candidato.
Brahimi, de 78 años de edad, ha colaborado en numerosas ocasiones con la organización internacional para la solución de conflictos. Así, ha sido enviado especial de Naciones Unidas para Irak, Afganistán, Sudáfrica y Haití, entre otros cargos. También ha sido asesor de la Liga Árabe.
De confirmarse el nombramiento, Brahimi sustituirá al ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan, que fue designado para el cargo el pasado 23 de febrero con el propósito de buscar una solución pacífica a la crisis siria.
Su principal aportación ha sido el plan de paz, que contempla la retirada de las tropas y del armamento pesado de las ciudades, el cese de las hostilidades, el acceso de las agencias humanitarias y de la prensa internacional a las zonas en conflicto y el inicio de un diálogo.
Gobierno y oposición se comprometieron a cumplir el plan de paz y la ONU envió un equipo de 300 observadores para supervisar su cumplimiento, sin embargo, ninguna de las partes ha cumplido con lo acordado y la misión se ha visto obligada a suspender sus operaciones y a retirar a la mitad de su contingente debido a la escalada violencia.
En este contexto, Annan anunció el pasado 2 de agosto que no renovaría su mandato, que expira el próximo día 31. En una rueda de prensa, explicó que su decisión obedece a la imposibilidad de dar los pasos necesarios para poner fin a la crisis siria y achacó el fracaso de su 'hoja de ruta' a la división en el Consejo de Seguridad.

20 Minutos

jueves, 9 de agosto de 2012

La mujer en Marruecos

TAHAR BEN JELLOUN

Si quieren conocer el nivel de desarrollo y evolución de un país, observen la condición de la mujer en ese país. En el mundo árabe y, por extensión, en el mundo musulmán la mujer no goza de los mismos derechos que el hombre. Se han propuesto varias razones para justificar tal discriminación. En unas ocasiones se cita el Corán –al que se le hace decir cualquier cosa–, en otras se recuerda que Occidente y la civilización judeocristiana no siempre han sido justos y ecuánimes con la mujer. Francia no aprobó el voto femenino hasta 1945. Sea como fuere, sólo dos países se han atrevido a desafiar la resistencia masculina y han cambiado el Código de Familia. Túnez hizo esta revolución en la época de Burguiba (un jefe de Estado valiente y visionario, laico y moderno). Marruecos acaba de someter al Parlamento la aprobación de una nueva “mudawana” (código de familia) integrada por un cierto número leyes que liberan a la mujer sin dejar de respetar el espíritu del Islam y la cultura de la sociedad marroquí. El rey Mohamed VI se halla detrás de esta iniciativa; desde su primer discurso en agosto de 1999 prometió reformar el estatuto de la mujer. Declaró entonces: “¿Cómo puede esperarse poder garantizar paz y prosperidad a una sociedad mientras las mujeres, que constituyen la mitad de esa sociedad, ven sus derechos pisoteados?”. El rey marroquí se ha implicado personalmente en el empeño mediante el nombramiento de una comisión que ha trabajado sobre la cuestión a lo largo de más de dos años. Actualmente, Marruecos se ha dotado de un Código del Estatuto Personal que, sin ser perfecto, constituye no obstante una minirrevolución en el seno de la sociedad marroquí, muy vinculada a sus tradiciones y costumbres. Los hombres –tanto de derechas como de izquierdas– han manifestado ciertas reticencias. Perderán una parte nada desdeñable de su poder. La mujer deja de pertenecerles, de ser su prisionera o de hallarse bajo su dominio.

En consecuencia, la mujer deja de hallarse supeditada, para contraer matrimonio, a la tutela del marido, hermano o tutor. Ambos esposos comparten la responsabilidad familiar y pueden, por otra parte, establecer un contrato para gestionar –sobre bases equitativas– los bienes adquiridos durante el matrimonio. La mujer deja de deber obediencia al marido. Puede divorciarse cuando así lo desee y comparecer ante el juez en compañía de su abogado. Es verdad que no se ha abolido el repudio (el derecho de separarse de la esposa sin que medie causa justificativa) de forma definitiva, aunque prácticamente se ha imposibilitado. En todo caso, esta práctica viene a convertirse en lo sucesivo en un divorcio por vía judicial. La poligamia (incluida en el Corán) se hace prácticamente imposible; para que pueda darse, el marido debe reunir requisitos casi inhumanos como, por ejemplo, garantizar a sus mujeres idéntica consideración e igualdad afectivas y contar con el consentimiento de la primera esposa. La mujer, sin embargo, posee el derecho de hacer constar la prohibición del repudio y la poligamia en el acta matrimonial.

Queda la cuestión de la herencia. La nueva “mudawana” no la menciona. Sigue perteneciendo al ámbito religioso. La mujer tiene derecho a la mitad de la porción que corresponde a su hermano. Se trata de una cuestión delicada, pues se inscribe históricamente en el espíritu y la mentalidad del musulmán. Ni el rey ni los miembros de la citada comisión –de la que formaban parte varias mujeres– se han atrevido a modificar el sistema de la herencia. El progreso observado radica en que, a partir de ahora, la mujer ya no se halla sometida a la aprobación del esposo. ¡Cuántas mujeres, sobre todo en el medio rural, se han visto repudiadas y abandonadas en unión de sus hijos, viéndose en la circunstancia de tener que dejar su casa para que ocupe su lugar una recién llegada! El juez condenaba al marido a abonar una pensión, pero sin que de ello se dedujera una verificación posterior del cumplimiento de la medida. A partir de ahora, la mujer gozará de los mismos derechos que el hombre y ambos deberán acatar las mismas leyes. Las cosas, con el transcurso del tiempo, se pondrán en su sitio. Los debates sobre estas cuestiones, muy animados, menudean en radio y televisión.

Marruecos ha emprendido un cambio de las estructuras familiares de notable importancia, incorporando al mismo el aspecto jurídico y sumándose –en esta iniciativa– a las aspiraciones a la modernidad. Es menester añadir que han sido las propias mujeres quienes más han batallado para que su condición se convirtiera en condición verdaderamente humana y protegida por el derecho. La diputada socialista Nouzha Skalli ha manifestado que, según su criterio, se trata del “resultado de un combate de treinta años”.

Una tarea es asimismo necesaria para lograr que evolucionen las maneras de pensar y, sobre todo, para demostrar que estas nuevas leyes no son contrarias al espíritu religioso. Quienes han utilizado ciertos versículos del Corán para dominar a la mujer han sido los hombres. Actualmente, se invita a los marroquíes a que aprendan a convivir en el respeto de la mujer: así es como una sociedad evoluciona y así es como Marruecos –bajo la dirección del joven rey, en calidad de comendador de los creyentes–, podrá entrar en la modernidad, una forma de democracia, sin dejar de hallarse vinculado al Islam. Los islamistas con representación parlamentaria (en el partido Justicia y Desarrollo) han dado su aprobación a la nueva “mudawana”. En cuanto al resto, han ironizado afirmando que Marruecos ha adoptado esta senda para “complacer a Occidente”. Lo importante es que ya no se puede tratar a las mujeres como seres inferiores. Dejarán de ser víctima de la conducta inicua de los hombres. Los fanáticos seguirán pretendiendo arrastrar a Marruecos a un retroceso, pero sus posibilidades son muy escasas. Para salirse con la suya habrían de oponerse, al menos, a la mitad de la población. Las mujeres marroquíes se han situado siempre a la vanguardia del progreso. Todo aquello que ha cambiado en Marruecos se debe a ellas en gran medida.

T. BEN JELLOUN, escritor marroquí. Premio Goncourt 1987

Traducción: José María Puig de la Bellacasa

Publicado en Mundo Árabe


miércoles, 8 de agosto de 2012

4 rutas de turismo sostenible por el Marruecos más auténtico

A menudo pensamos en irnos a lugares lejanos para conocer otras culturas y costumbres. En España tenemos a tiro de piedra uno de esos destinos exóticos y atractivos: Marruecos. Un país que reúne una diversidad de paisajes increíble de Norte a Sur, una cultura muy distinta a la nuestra aunque reconocible por nuestra herencia árabe, y una gente muy hospitalaria.




Si además, tenemos la posibilidad de adentrarnos en ese otro Marruecos menos trillado por las agencias turísticas y disfrutar de alojamientos regentados por ellos mismos, caeremos rendidos a este país.



Aquí recogemos 4 rutas realizadas con la filosofía del turismo sostenible y responsable, que propone conocer el país desde el respeto a su cultura, su naturaleza y su gente, y generando riqueza allí a través de este tipo de turismo.



*El Gran Sur. Ruta de las kasbahs por dunas y palmerales. *

La ruta de las Kasbahs es una de las más bonitas de Marruecos. Discurre paralela a la cordillera del Atlas, lindando con el desierto del Sáhara. El paisaje árido y predesértico se rompe de repente en los palmerales que ayudan a la subsistencia de los habitantes de esta zona. El alojamiento se hace en albergue, kasbahs particulares y riads, ambas, construcciones típicas de Marruecos .



Ruta de las mujeres Imazighen

Esta ruta discurre por entornos rurales del Altas, con la peculiaridad de que permite adentrarse en la vida y actividades de las mujeres imazighen o bereberes, auténtico sostén de sus familias. En este viaje, los viajeros pueden interactuar con ellas, ya sean en la casa o en el campo, ayudando en las labores diarias o dialogando con ellas gracias a la ayuda de la mediadora intercultural que acompañará al grupo durante todo el viaje.



Trekking y bici por la cordillera del Atlas.

Con punto de partida la ciudad de Marrakech, este viaje propone un recorrido de 1.100 kms en bici a lo largo de 10 días, visitando poblaciones de la zona así como los Parques Naturales que del camino. Es una ruta para amantes del mountain bike y el trekking, ya que cuenta con 5 etapas de bici y una de trekking, que suponen gran dificultad. El alojamiento se hará en albergues turísticos y casas de la zona, preparadas para alojar a los viajeros.



El Norte. Ruta por el Parque Nacional de Alhucemas.

Este recorrido por la costa norte de Marruecos, parte de Melilla y se adentra en el Parque Nacional de Alhucemas, una zona de gran diversidad biológica que discurre a lo largo de calas y acantilados. La estancia en el parque será en las gite o casas particulares de la comunidad bokkoya o rifeños, donde los viajeros tendrán la oportunidad de convivir con una familia bereber, compartiendo sus costumbres y gastronomía.




Publicado en el Canal Solidario